La Repostería, repostería artesanal a la vista del cliente para llevar o consumir en el local

Hablamos con Teresa Roig, dueña de La Repostería

Por: Casco Antiguo | 3 marzo, 2017

En un local emblemático de la calle Zapatería, donde, -desde hace más de dos siglos-, hacían sus artesanales dulces y chocolates Casa Manterola, abrió sus puertas el pasado día 26 de diciembre, la Repostería. Al frente de ella, una joven emprendedora pamplonesa, Teresa Roig. El local luce con otro aire muchísimo más moderno y  luminoso, donde destaca el blanco de las estanterías, mamparas y demás mobiliario recuperado de la anterior actividad. Hablamos con ella mientras prepara una original tarta a base de galletas Oreo que una clienta le ha encargado realizar para su marido. Y es que Teresa prepara en el local, ante el público,  todos los productos que sirve después a los clientes.

Le preguntamos como surgió la idea de abrir este negocio en el Casco Antiguo. Teresa nos habla entonces de su experiencia laboral en el sector  de la hostelería y de su deseo de seguir trabajando en este campo y como después de algunas idas y venidas en torno a diferentes ideas y proyectos empresariales decide hacer algo en el ámbito de la repostería artesanal. Para ello se tomó su tiempo, se formó adecuadamente, realizando  diferentes cursos así como numerosas pruebas prácticas caseras hasta hacerse con un  completo recetario repostero. Estuvo buscando locales hasta que encontró finalmente el local deseado, un local en el nº 20 de la calle Zapatería, el local, donde estuviese,  desde 1820 y hasta agosto del pasado año,  la mítica Casa Manterola.

En sus dos meses de existencia La Repostería cuenta ya con todo tipo de clientes: jóvenes, parejas, familias, gente más madura, personas que trabajan en el Casco, en alguna de sus diferentes  tiendas o en los númerosos centros administrativos cercanos existentes, etc. No tengo un rango de edades determinado, ni un tipo de cliente concreto, es muy variado, afirma.

Tipo de productos

Teresa prepara y ofrece repostería dulce y salada cocinada, todos los días, en el mismo local, a la vista del cliente,  que se puede degustar en la tienda, acompañada de tés, chocolates, cafés o zumos,  o hacerse por encargo para llevar a casa,  en unas cajas bien presentadas.

Entre la primera, la repostería dulce,  destacan todo tipo de tartas, elaboradas,  fundamentalmente,  sobre una base de bizcocho: por ejemplo, tartas de queso, de manzana con crema, de zanahoria, de baileys con pepitas de chocolate, etc. Cada día intento hacer algo nuevo. Entre la segunda, la repostería salada destaca Teresa los quiches. Teresa resalta el hecho de que su trabajo se realice a la vista de los clientes, o sea que estamos ante  pura artesanía repostera,  realizada en el propio establecimiento, el mismo día  y para ser consumida poco después. Desde el primer momento quería tener la cocina a la vista, que vean donde estoy cocinando. Aquí es donde yo trabajo todos los días, nos señala, mientras hablamos.  Así me ven. ¡Qué diferencia!. Como se nota que se hace aquí, le dicen, a menudo, los clientes. Sus productos no tienen ni conservantes, ni colorantes. Están realizados con ingredientes naturales. La mente de Teresa no descansa. Ya está pensando en preparar repostería para diabéticos. De momento, nos cuenta, dispone de  algunos productos con menos azúcar que otros. Y para el futuro tiene más proyectos,  nos confiesa que le gustaría dar alguna clase de repostería en el propio local.

Fotos realizadas por Blumun

TE PUEDE INTERESAR...

Hotel Maisonnave: un hotel con estilo y tradición en el corazón de Pamplona

Séptima entrega del serial «Comercios del Casco Antiguo, Comercios que dejan huella» que en esta ocasión extendemos a un establecimiento hostelero y más concretamente hotelero. La primera noticia que tenemos del Hotel Maisonnave la podemos hallar en los datos catastrales del año  1883. En ese año Carlos Maisonnave aparecía como titular de una fonda y un […]

15 octubre, 2021

Vinoteca Murillo: desde siempre, en la esquina de San Miguel y San Gregorio

Sexta entrega de la serie “Comercios del Casco Antiguo, Comercios que dejan huella” dedicada esta vez a un comercio más que centenario: la Vinoteca Murillo. Aunque en su pagina web dicen que el origen del negocio se remonta a 1890, mis investigaciones históricas me han permitido descubrir que el origen es bastante anterior. En 1863 […]

5 octubre, 2021

Pablo Goñi: belleza, estilo, calidad, historia y personalidad a través del calzado

Quinta entrega de la serie «Comercios del Casco Antiguo, comercios que dejan huella» que gira esta vez en torno a probablemente la zapatería más antigua y con más solera  de la ciudad, la de Calzados Pablo Goñi. Cuatro generaciones de la familia Goñi  y  casi un siglo y medio ha pasado desde que Gil Pedro […]

21 septiembre, 2021

Artazcoz Moda o la calidad en el vestir para el hombre en Pamplona

Cuarta entrega de la serie “Comercios del Casco Antiguo, Comercios que dejan huella” dedicado esta vez al establecimiento Artazcoz Moda. La tienda de moda de hombre Artázcoz, situada en el nº 5 de la calle Mayor,  tiene su origen en una sastrería fundada por Epifanio Artázcoz Lizasoáin, en torno al año 1919 o 1920,  y […]

21 septiembre, 2021