Katuzarra: un asador en el Casco Antiguo, de calidad y a buen precio

Cari Goicoechea nos habla de este nuevo negocio hostelero familiar, impulsado por su hermano Jorge

Por: Casco Antiguo | 10 noviembre, 2015

DSC_11501Son las cuatro y media de la tarde cuando nos acercamos a hablar con Cari Goicoechea. Jorge, su hermano,  está en estos momentos de viaje de novios tras su reciente enlace con Deborah Blanco. Queríamos hablar de la reciente apertura, una semana antes de sanfermines, del asador Katuzarra, ubicado en los números 34-36 de la calle San Nicolás. Le pregunto por si en la apertura de este nuevo negocio familiar que se suma al de «La Mandarra de la Ramos» y a una participación con otros dos socios en la «Cervecería Txirrintxa», hay que buscar antecedentes familiares hosteleros dado el tremendo espíritu emprendedor de la familia Goicoechea.


Inicios

Jorge empezó con 20 años en la hostelería, comienza a contarnos Cari. Llevábamos el Donibane en San Juan pero no ha habido antes en la familia antecedentes hosteleros. Como anécdota de la vinculación de la familia con los fogones, nos cuenta que su abuela, «La Ramos», la famosa Ramos que da nombre a La Mandarra tuvo una sociedad, durante algunos años, en Berbinzana y contaba que por lo menos comían, pues el abuelo era tan solo jornalero y había cinco bocas que alimentar. La Mandarra la abrieron el 28 de diciembre de 2007. Anteriormente Jorge, y antes de dedicarse de lleno a la hostelería, había regentado una próspera tienda de Movistar en la calle Estafeta en la que llegó a tener  once empleados, con colas de clientes hasta la calle.

La singularidad del Katuzarra

Dice, al hablar del Katuzarra que la gente enseguida les identifica por el estilo, la ambientación del local, ese cuidado por el detalle, por dejar a la vista materiales nobles como la piedra y  la madera, la iluminación, elementos todos los cuales hacen tanto de la Mandarra como el Katuzarra espacios muy acogedores. Sin embargo, remarca Cari, son establecimientos muy diferentes. ¿Qué le diferencia de La Mandarra?. Que es un asador y que como tal se le va dar mucha importancia a las carnes y al pescado a la brasa, al chuletón. Queremos que antes de que la gente coja el coche y se vaya a los asadores de las afueras, pues la mayoría de ellos están en los alrededores de Pamplona, se quede en el centro a comer el chuletón aquí. Además, señala, le gustaría darle también otro sentido al pincho. Y nos recuerda que disponen de una barra enorme, de más de 10 metros, más grande incluso que la de La Mandarra.

DSC_11444

En fase de adaptación

En el Katuzarra disponen de carta y de menú a 18 € entre semana y 25 € el fin de semana. Cuentan con 12-14 personas en una plantilla todavía en formación, con dos comedores, uno abajo, al fondo, con capacidad para unas 60 personas, y otro en la planta de arriba con capacidad para 45-50 personas, con un ambiente más tranquilo, ideal  para matrimonios y parejas. Cari señala la notable afluencia de turistas, cada vez más, a nuestros establecimientos de hostelería. Dice que en La Mandarra en temporada alta han llegado a tener, en momentos puntuales casi un 50% de visitantes de fuera. De todas formas reconoce que están todavía comenzando, están  en esa fase de adaptación a los gustos de los clientes. Tu piensas al principio una cosa y al final la gente te demanda otra.  Pruebas se hacen siempre en el inicio de los negocios, hasta que das con el equilibrio entre lo que la  gente te demanda y las posibilidades que tienes dentro. Y concluye:  Queremos dar calidad a buen precio.

Fotos realizadas por Blumun

TE PUEDE INTERESAR...

Joyería Idoate: joyería fina y con personalidad con muchos quilates de historia

Novena entrega del serial de artículos sobre la historia de los comercios del Casco Antiguo que se han incluido  dentro del ciclo «Comercios del Casco Antiguo, Comercios que dejan huella». En esta ocasión descubriremos la larga historia de uno de los negocios con más antiguedad del centro histórico. El origen de este  negocio familiar, que […]

7 noviembre, 2021

Farmacia Esther Arnedillo: casi siglo y medio cuidando la salud de las personas

Continuo con la serie sobre la historia de los comercios, serie que nos ha acompañado a lo largo de las últimas semanas y que con este artículo llega a su octava entrega. Si bien el  origen de esta farmacia en este lugar, número 2 de Curia, se remonta a 1880, cuando Manuel Mercader comunicó al […]

7 noviembre, 2021

Hotel Maisonnave: un hotel con estilo y tradición en el corazón de Pamplona

Séptima entrega del serial «Comercios del Casco Antiguo, Comercios que dejan huella» que en esta ocasión extendemos a un establecimiento hostelero y más concretamente hotelero. La primera noticia que tenemos del Hotel Maisonnave la podemos hallar en los datos catastrales del año  1883. En ese año Carlos Maisonnave aparecía como titular de una fonda y un […]

15 octubre, 2021

Vinoteca Murillo: desde siempre, en la esquina de San Miguel y San Gregorio

Sexta entrega de la serie “Comercios del Casco Antiguo, Comercios que dejan huella” dedicada esta vez a un comercio más que centenario: la Vinoteca Murillo. Aunque en su pagina web dicen que el origen del negocio se remonta a 1890, mis investigaciones históricas me han permitido descubrir que el origen es bastante anterior. En 1863 […]

5 octubre, 2021